El Perú necesita de Fátima ¿Y tú sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 145 > Tema “Ambientes, Costumbres, Civilizaciones”

Ambientes Costumbres Civilizaciones  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

¿Muchos o pocos?

Plinio Corrêa de Oliveira

 

El comentario que acompaña a esta fotografía, ¿tendrá muchos o pocos lectores?

Es lo que nos preguntamos, al entregar a la apreciación de ellos el cuadro del pintor alemán Wilhelm Leibl, expuesto actualmente en el Museo Oskar Reinhart, Winterthur, Suiza.

Die Dorfpolitiker (los políticos de aldea) es el título del cuadro que presenta un conciliábulo entre notables de una aldea alemana a comienzos del siglo XX.

Como se ve, la conversación en que están entretenidos comenzó hace mucho. En el instante en que el pintor sorprendió al grupo, había un silencio compuesto de reflexión y de algo de cansancio.

Todos callan. No con un silencio molesto, ni con un silencio que expresa el deseo de dar por terminado el conciliábulo. Muy por el contrario, ellos están ahí sentados comprendiendo que con este tipo de intervalos la reunión todavía puede demorar mucho tiempo dentro de la tranquilidad general de la aldea.

Están debatiendo temas locales, y la opinión común a la que lleguen será aceptada por todos los habitantes del pueblo. Pues esta gente sabe discordar para concordar.

Mostrando un primitivismo cultural que confina con el analfabetismo, tal vez algunos de ellos no sepan escribir y ni siquiera leer, pero todos saben —cada cual a su manera— observar, reflexionar, discordar y por fin concordar.



  




Artículos relacionados

Amor y Temor en la Piedad Cristiana
El Príncipe de la Paz
Mittenwald, producción artesanal o artística, y ambiente
Pintando el alma humana
Museos: ¿osarios de la cultura?
Dos ideales: el Derecho y la máquina
¿Es el ángel de la guarda menos inteligente que el demonio?
El Huerto de los Olivos
La tradición cristiana y la fermentación revolucionaria en la expresión fis
Si quieres la paz, prepárate para la guerra




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 210 / Junio de 2019

Notre Dame de París
¡Restauren la catedral tal como era!

Catedral de Notre Dame de París, dedicada a la Bienaventurada Virgen María, s. XII



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

26 de junio

Santos Juan y Paulo, Mártires

+362, d.C. Roma. "El primero era el gobernador de palacio, y el segundo, el camarero de la virgen Constancia, hija del emperador Constantino. Ambos obtuvieron la palma del martirio, bajo Juliano el Apóstata, muriendo por la espada" (del Martirologio Romano).



San Vigilio, Obispo y Mártir

+405 Trento. Nacido en Trento, fue educado en Atenas. Electo obispo de su ciudad natal, “empleó todos los medios para extirpar los últimos vestigios de idolatría. Por ese motivo, hombres feroces y bárbaros lo abatieron con una andanada de piedras” (Martirologio Romano).








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....