El Perú necesita de Fátima ¿Y tú sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

La Virgen Peregrina llega a Madre de Dios


Expectativa, piedad y entusiasmo en Puerto Maldonado


Iberia

Fue en 1567 que Don Juan Alvarez de Maldonado le dio al río Amarumayo el nombre de Madre de Dios, por el hecho de que, habiendo encontrado en una palizada la imagen de una Virgen, al contemplarla exclamaron: “¡Ésta es la Madre de Dios!”, y lo fueron repitiendo a cuantos encontraban a su paso. Sin duda, este gran conquistador nunca pensó que un día la capital del futuro departamento sería bautizada con su ilustre apellido.

Transcurridos más de 400 años, un nuevo suceso tuvo lugar en aquella tierra de tan sublime nombre: fue la misma Virgen, bajo la advocación de Fátima, que vino para reavivar el amor filial de sus verdaderos hijos.

La Virgen Peregrina viajó de Cusco a Puerto Maldonado por cortesía de la empresa aérea Star Perú. En el aeropuerto fue recibida por una comitiva que aguardaba ansiosamente ver a la Santísima Virgen por fin en su tierra. Al punto se organizó una verdadera caravana de mototaxis hacia la Catedral, y desde allí comenzó sus visitas a familias e instituciones.

También hubo la oportunidad de dirigirse a la localidad de Iberia, distante varias horas de viaje. Cuál no fue la sorpresa de los peregrinos al percatarse que la combi en que viajaban con la venerada imagen tenía que cruzar el caudaloso río Madre de Dios en una rústica plataforma flotante (“chatas”). Más adelante un nuevo obstáculo: una torrencial lluvia había dejado casi intransitables 35 km. de la carretera en construcción. Los vehículos literalmente patinaban en medio del fango, poniendo en riesgo el viaje.

Como es de suponer, el imprevisto produjo un retraso. Aunque en esas ocasiones el demonio siempre trata de infundir impaciencia y desconfianza, no lo consiguió con los pobladores de Iberia. Y fueron ampliamente reconfortados con la diáfana y maternal presencia de la Virgen Peregrina. El párroco dio la bienvenida y todos acompañaron con la mayor atención la explicación del mensaje de Fátima, y con gran fervor el rezo del santo rosario. La familia que recibió a la imagen fue la santa envidia de Iberia, pero muchas otras se inscribieron para una próxima ocasión. En la despedida el sacerdote pronunció palabras de aliento y admiración por la campaña y agradecimiento por haber llegado hasta lo que ellos consideran el “fin del mundo”.



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

El Secreto Admirable del Santísimo Rosario – Extractos
Amplia difusión del Mensaje de Fátima
La columna del peregrino
Exitosa Feria del Libro
Un testimonio
La Virgen peregrina visita el Altiplano
Recorriendo el Perú con María
Sermones de Esperanza
La columna del peregrino
La Virgen visita la Selva







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El Milagro del Sol
San Nuno de Santa María
En la lucha contra el jefe del orgullo sigamos al Príncipe San Miguel
La sagrada Rosa de la Ciudad de los Reyes
La devoción al Inmaculado Corazón de María
El Jardín de Picpus
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 251 / Noviembre de 2022

San Nuno Álvares Pereira
Noble guerrero y carmelita portugués

Estatua Ecuestre de San Nuno Álvares Pereira – Monasterio de Batalha, Portugal



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

27 de noviembre

Fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa - Santa Catalina Labouré, Virgen

+1876 París. Esta hija espiritual de San Vicente de Paul recibió de Nuestra Señora la revelación de la Medalla Milagrosa, que tantas gracias, conversiones y milagros han obtenido en todo el mundo.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....