El Perú necesita de Fátima Jesús quiere servirse de ti para hacerme conocer y amar. Él quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien la abrace le prometo la salvación.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

“Sus hijos se levantaron y la proclamaron bienaventurada”

El pasado 21 de abril, una extensa misiva fue enviada a miles de adherentes de la campaña en todo el país, alertándolos sobre el contenido blasfemo de la novela El Código Da Vinci, convocándolos a rechazarla por completo, y anunciando la difusión del libro Rechazando El Código Da Vinci: Cómo una novela blasfema ataca brutalmente a Nuestro Señor y a la Iglesia Católica, editado por la Asociación Santo Tomás de Aquino.

El estudio —publicado originalmente en los Estados Unidos por la Sociedad Norteamericana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad— busca prevenir al público y refuta las falsedades y distorsiones maliciosas perpetradas por El Código Da Vinci de Dan Brown, que retrata de manera escandalosa y sacrílega la Sagrada Persona de Jesucristo, a Santa María Magdalena, además de atacar ferozmente a la Santa Iglesia.

Así, una primera edición de 5.000 ejemplares de Rechazando El Código Da Vinci se agotó en menos de un mes, y ya se está difundiendo otra edición similar.

De igual modo, para prevenir los perniciosos efectos que la película podrían ocasionar en un católico común, se vienen dictando animadas conferencias sobre el tema en parroquias, colegios y universidades.

Por encima de todo, esta acción tiene un sentido reparador de la honra de Nuestro Señor. Haciendo así realidad, junto a muchos otros católicos de todo el mundo, lo que dice una antífona del Oficio de la Santísima Virgen: Filii ejus surrexerunt et beatissima praedicaverunt – “Sus hijos se levantaron y la proclamaron bienaventurada”.

Aquí un resumen de la misiva:

*¿Cómo reaccionaría Ud. si alguien negara delante suyo la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo? ¿Y si le dijera además que no fue santo ni puro?

* ¿Y que está “probado” que María Magdalena y Jesús estuvieron casados? ¿Y que, por supuesto, tuvieron descendencia?

* ¿Y que Jesús quería que la Magdalena dirigiera la Iglesia en lugar de San Pedro?

* ¿Y que casi todo lo que narran las Sagradas Escrituras sobre Jesús es falso y, por tanto, que la Iglesia Católica es responsable del mayor fraude de la historia?

Estoy seguro que Ud. se indignaría como yo, rechazando los embustes de su interlocutor.

Pero quizás juzgaría que esas falacias son argumentos de alguna nueva secta anticatólica, sin la menor importancia ni trascendencia.

* * *

La verdad, sin embargo, es otra. Si Ud. ya ha oído hablar de la novela o de la película El Código Da Vinci, me dará la razón.

Porque hoy, esos mismos errores y blasfemias se están difundiendo mundialmente en esa pésima obra anticatólica de Dan Brown, objeto de una torrencial propaganda en la TV, radio, internet, periódicos, librerías, supermercados y hasta en la calle. ¡Está en todas partes!

Pareciera que el infierno entero se hubiera juntado con todos los enemigos de la Iglesia en la tierra para producir esa avalancha publicitaria.

Son millones de libros vendidos de una novela que se ensaña brutalmente contra Nuestro Señor y la Iglesia Católica, pero bajo la apariencia inofensiva de una pieza de ficción, precisamente para envenenar más arteramente las almas.

Durante el oficio del último Viernes Santo en Roma, presidido por el Papa Benedicto XVI, el predicador de la Casa Pontificia —aludiendo a El Código Da Vinci y a un evangelio atribuido a Judas— dijo categóricamente:

“Hoy hábiles manipuladores de la verdad siguen vendiendo a Cristo a editores y libreros no por 30 denarios sino por miles de millones de dólares”.

¡No debemos permanecer en silencio cuando es atacada nuestra Fe!



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Nueva Sede Administrativa
Testimonio de una madre
Los peregrinos narran su esforzado viaje apostólico a la Selva
La columna del peregrino
Recorriendo el Perú con María
Un testimonio
La casa de la Virgen
Homenaje a la Santísima Virgen
Cómo TFP celebró los 80 años de las apariciones de Fátima
Por las alturas de Orcopampa y Andagua







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
En la lucha contra el jefe del orgullo sigamos al Príncipe San Miguel
La sagrada Rosa de la Ciudad de los Reyes
La devoción al Inmaculado Corazón de María
El Jardín de Picpus
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 249 / Septiembre de 2022

San Miguel Arcángel
Fuerza de los que luchan bajo el signo de la Cruz

San Miguel Arcángel, atrib. Abdón Castañeda, s. XVII – Óleo sobre tela, Fundación Bancaja, Valencia (España)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

29 de setiembre

Gloriosos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael.

+ . Se conmemora el 29 de setiembre la fiesta del glorioso San Miguel, cuya invencible combatividad en defensa de Dios omnipotente es así descrita en el Apocalipsis: «Hubo una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles peleaban con el dragón, y peleó el dragón y sus ángeles, y no pudieron triunfar ni fue hallado su lugar en el cielo» (Apoc. 12, 7-8).

Más información aquí.

San Ciriaco, Eremita

+siglo IV Palestina. "Recibió a los 18 años el hábito monástico de manos de San Eutimio, y después se presentó a San Gerásimo en las márgenes del Jordán. Siempre buscando la soledad, para evitar a sus admiradores y los peligros del mundo, se fijó en el monasterio de Suca, donde murió 40 años más tarde" (Martirologio Romano Monástico).








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....