Todo sobre Fátima
Tesoros de la Fe Donaciones Tienda
Tienda
¿El coronavirus es un castigo divino? La pandemia y los grandes horizontes de Fátima Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa Regreso a la caligrafía para no perjudicar la educación La Virgen del Apocalipsis y los ángeles arcabuceros del Cusco El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz Milagros Eucarísticos Origen, significado y eficacia del Santo Rosario Descubierta la más antigua plegaria compuesta en honor a la Virgen La Santa Sede reconoce las virtudes heroicas de la hermana Lucía La masacre de la familia imperial rusa La peregrinación, camino de la Tierra al Cielo La Revolución de la Sorbona: París, Mayo de 1968
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×

Letanías reparadoras al
Inmaculado Corazón de María


¡Oh María nuestra dulcísima!, permite que nosotros tus devotos hijos, unidos en un solo pensamiento de veneración y amor, podamos reparar las horrendas ofensas que cometen contra ti tantos pobres infelices, que no conocen el paraíso de bondad y misericordia de tu Corazón maternal.

(A cada invocación se responde: queremos consolarte, oh Señora)

 

¡Oh Madre santa dulcísima!, que en el heroísmo de tu amor maternal, al pie de la cruz, rogaste por aquellos que cruelmente martirizaban tan atrozmente a tu amado Hijo Jesús y desgarraban tu Corazón tiernísimo, ten piedad de todos los desventurados e indignos que te ofenden; haz que ellos también puedan ser acogidos en tu seno maternal, purificados por tus lágrimas benditas, y admitidos a gozar los frutos abundantes de tu maternal misericordia. Amén.