Todo sobre Fátima
Tesoros de la Fe Donaciones Tienda
Tienda
¿El coronavirus es un castigo divino? La pandemia y los grandes horizontes de Fátima Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa Descubierta la más antigua plegaria compuesta en honor a la Virgen La Santa Sede reconoce las virtudes heroicas de la hermana Lucía La masacre de la familia imperial rusa La peregrinación, camino de la Tierra al Cielo La Revolución de la Sorbona: París, Mayo de 1968 Después de la Crucifixión, el triunfo de nuestro Redentor Nuestra Señora de la Buena Guardia Fiesta de la Purificación de María Santísima El galeón sumergido: símbolo de la esperanza Loreto, la nueva Nazaret
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×
ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 118 - Octubre de 2011 - Año X
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira

Portada:
Basílica de
Nuestra Señora
de Begoña,
la Amatxu
(Madre amada).
Bilbao – España




VERDADES OLVIDADAS
El padre de familia que no reza
Puede ser que los padres no hayan perdido el hábito de la oración, gracias a Dios; pero podría ser que no hagan que sus hijos los vean rezando a menudo. Rezar y dejar que los niños vean que uno reza, son dos cosas diferentes...






ACTUALIDAD
Tolerancia e intolerancia II
Vivimos en la era de la tolerancia indiscriminada. Todas las opiniones son permitidas. Se tolera todo, excepto a aquel que no transige con el error. A éste los «tolerantes» no lo toleran, y mueven contra él una tenaz persecución.






PAGINA MARIANA
Santa María de Begoña
Según la más antigua y venerable tradición —transmitida reverentemente de padres a hijos— la imagen­ de Santa María de Begoña, que se venera en la colina de Artagan, colindante­ con la villa de Bilbao, en el señorío de Vizcaya, fue hallada en época inmemorial sobre una encina en aquel preciso lugar.






VIDA DE SANTOS
San Ignacio de Antioquía
San Ignacio de Antioquía fue el niño que Nuestro Señor Jesu­cristo abrazó cuando dijo: “El que recibe a uno de estos pequeños en mi nombre, me recibe a mí, y el que me recibe, no es a mí al que recibe, sino a aquel que me ha enviado”






PALABRA DEL SACERDOTE
La malignidad del mundo y la actuación del demonio
¿Qué distinción hay entre “rezar por la salvación de la propia alma” y “rezar por la salvación de las almas” de un modo general? ¿No existe el peligro de preocuparse demasiado con la propia alma y olvidar a los demás?






AMBIENTES COSTUMBRES CIVILIZACIONES
La verdadera santidad es fuerza de alma y no debilidad sentimental
Cierta iconografía, lamentablemente muy frecuente, presenta a los santos bajo un aspecto muy diferente: criaturas blandas, sentimentales, sin personalidad ni fuerza de carácter, incapaces de ideas serias, sólidas y coherentes, almas llevadas apenas por sus emociones...








<< Nº 117
Setiembre de 2011

colección
2011

Nº 119 >>
Noviembre de 2011