Todo sobre Fátima
Tesoros de la Fe Donaciones Tienda
Tienda
¿El coronavirus es un castigo divino? La pandemia y los grandes horizontes de Fátima Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa Regreso a la caligrafía para no perjudicar la educación La Virgen del Apocalipsis y los ángeles arcabuceros del Cusco El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz Milagros Eucarísticos Origen, significado y eficacia del Santo Rosario Descubierta la más antigua plegaria compuesta en honor a la Virgen La Santa Sede reconoce las virtudes heroicas de la hermana Lucía La masacre de la familia imperial rusa La peregrinación, camino de la Tierra al Cielo La Revolución de la Sorbona: París, Mayo de 1968
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×
El Milagro de la Santa Casa de Loreto
×

Una guerra más terrible




En la segunda parte del secreto —referente a los castigos que vendrían en caso de que la humanidad no se convirtiera— luego de anunciar el fin de la Primera Guerra Mundial, la Santísima Virgen prosiguió:

— “...pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre”.

En la noche del 25 al 26 de enero de 1938 (desde las 20:45 hasta la 1:15, con breves intermitencias) los cielos de Europa se iluminaron con una luz extraña, a la que los incrédulos insistían en caracterizar simplemente como una aurora boreal; el aviso de Dios estaba dado.

V. Molotov y J. Stalin

El 1º de setiembre de 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial. 40 millones de muertos, un número mucho mayor de heridos, naciones enteras destruidas, ciudades arrasadas, hambre y persecuciones.

El progreso científico centuplicó la capacidad de matar, como por ejemplo las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Durante seis años el mundo estuvo sumergido en el caos.

En 1945 terminó la Segunda Guerra Mundial. ¿Terminarían con ella los castigos de Dios?     


1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18