El Perú necesita de Fátima Jesús quiere servirse de ti para hacerme conocer y amar. Él quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien la abrace le prometo la salvación.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 60 - de

“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira


 
Página Mariana
La Virgen de Guadalupe
Para un ateo, quien sólo valora lo que se considera probado por la ciencia, el milagro de Guadalupe, lo deja por lo menos en aprietos. ¡Pues la ciencia prueba que hubo un milagro!

Continuar >


 
Lectura Espiritual
De los Vicios Capitales y de otros pecados más graves
El vicio es una mala disposición del ánimo a huir del bien y hacer el mal, causada por la frecuente repetición de los actos malos. Entre pecado y vicio hay esta diferencia: que el pecado es un acto que pasa, mientras el vicio es una mala costumbre de caer en algún pecado.

Continuar >


 
Especiales
La inocencia y el sentido de lo maravilloso
El espíritu del niño no se empaña por ciertas cosas que el espíritu de muchos adultos sí. En primer lugar porque el niño, en general, aún no se corrompió. En segundo lugar, por efecto del Bautismo el niño tiene una propensión a creer y una facilidad para admitir lo maravilloso.

Continuar >


 
Especiales
Un alma afligida
Esta es la historia de una persona que, pasando los años, fue olvidando de las leyes divinas. Pero al recordar las alegrías propias de la Navidad fue movida por la gracia y obtuvo de Dios, por intermedio de la Sma. Virgen, el perdón por una vida desarreglada.

Continuar >


 
La Palabra del Sacerdote
Sobre el fin del mundo y el Juicio Final
Nadie puede negar que el mundo moderno está en una tal situación de deterioración moral. Y en el Mensaje de Fátima encontramos la confirmación de la inminencia de una punición de esas proporciones. Pero, ¿y el fin del mundo viene ya?

Continuar >


 
Vidas de Santos
San Francisco Javier - Apóstol del Oriente y taumaturgo
Misionero de grandioso celo, llevó el fuego del amor divino y el conocimiento de la Salvación a naciones enteras de la India y el Japón inmersas en el paganismo. Su cuerpo incorrupto es un milagro más que Dios obró en su siervo, para seguir convirtiendo a los pecadores.

Continuar >


Colección

Diciembre de 2006

La Virgen de Guadalupe, desafío a la ciencia moderna







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 208 / Abril de 2019

El Señor de la Justicia
Condenado a muerte tras un proceso infame e ilegal

El Señor de la Justicia, Basílica de Nuestra Señora del Rosario (Santo Domingo), Lima



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

24 de abril

San Fidel de Sigmaringa

+1622 Seewis, Suiza. Mártir de la ortodoxia católica, modelo de laico y abogado católico, de religioso y mártir, San Fidel de Sigmaringa fue suscitado por Dios a comienzos del siglo XVII para predicar una auténtica reforma católica en la región alemana de Suiza, y conducir de vuelta a la verdadera Iglesia a los que se habían dejado seducir por la herejía de Calvino.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....