El Perú necesita de Fátima ¿Y tú sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Tercera Aparición: 13 de julio de 1917


Al ocurrir la tercera aparición, una pequeña nube grisácea quedó suspendida sobre la encina, el sol se oscureció, una brisa fresca sopló en la sierra, a pesar de ser el auge del verano. El Sr. Marto, padre de Jacinta y Francisco, que así lo cuenta, dijo que oyó también un susurro como de moscas en un cántaro vacío. Los videntes vieron el reflejo de la acostumbrada luz y, enseguida, a Nuestra Señora sobre la encina.

Lucía: ¿Vuestra Merced qué desea de mí?

Nuestra Señora: Quiero que volváis el trece del mes que viene y que continuéis rezando el rosario todos los días en honra de Nuestra Señora del Rosario, para obtener la paz del mundo y el fin de la guerra, porque sólo Ella os puede ayudar.

Lucía: Quería que nos dijese quién es y que hiciera un milagro para que todos crean que Vuestra Merced se nos aparece.

Nuestra Señora: Continuad viniendo aquí todos los meses. En octubre diré quién soy y lo que quiero, y haré un milagro para que todos lo vean y crean.

Lucía presenta entonces una serie de pedidos de conversiones, curas y otras gracias. La Virgen responde recomendando siempre la práctica del rosario, indicando así el modo por el cual alcanzarían las gracias durante el año.

Después prosiguió:

Sacrificaos por los pecadores y decid muchas veces, sobre todo cuando hagáis algún sacrificio:

¡Oh! Jesús, es por vuestro amor, por la conversión de los pecadores y en reparación por los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María.


(Aquí se insiere el Secreto de Fátima)


Pasados algunos instantes, prosiguió:

Cuando recéis el rosario, decid después de cada misterio: ¡Oh! Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo, principalmente a las que más lo necesiten.

Lucía: ¿Vuestra Merced no quiere nada más de mí?

Nuestra Señora: No, hoy no quiero nada más de ti.

Y, como de costumbre, comenzó a elevarse en dirección al este, desapareciendo en la inmensa lejanía del firmamento.

Se oyó entonces una especie de trueno, indicando que la aparición había cesado.     


(Texto tomado del libro Fátima: ¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?, pp. 40-60)


<< Regresar

Continuar >>



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Sexta y última Aparición: 13 de octubre de 1917
Oración a Nuestra Señora de Fátima (español)
Quinta Aparición: 13 septiembre de 1917
Devoción al Corazón Inmaculado de María
Cómo eran los pastorcitos
El Secreto de Fátima - La divulgación de los secretos
Alianza de Fátima - Inscripción
Fátima y el Escapulario
Segunda Parte del Secreto
La Imagen Peregrina Internacional




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Fray Martín de la Caridad
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
Refinamiento y especialidad de la culinaria francesa
La Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en los hogares
La Maternidad Divina
Insidiosa trama para disolver la familia
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Múltiples y maravillosos atributos de nuestro Divino Salvador
¡Multitudinaria manifestación de fe!
El Santo Sepulcro: Una tumba vacía... llena de la presencia de Cristo
Visita de Mons. Schneider a Lima
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 203 / Noviembre de 2018

Fray Martín de la Caridad
¡Gloria inmortal a tu bendito nombre!

Altar mayor, Basílica de Nuestra Señora del Rosario (Iglesia de Santo Domingo), Lima (Foto: Diego Delso)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

15 de noviembre

San Alberto Magno, Obispo y Doctor de la Iglesia

+1280 Colonia - Alemania. Poco dotado para el estudio, pero gran devoto de María, recibió de Ella la ciencia, que le valió de sus contemporáneos el título de Doctor universal. Fue profesor de Santo Tomás de Aquino.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....