El Perú necesita de Fátima Si los hombres supiesen lo que es la eternidad, harían todo para cambiar de vida.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 2 - Febrero de 2002 - Año I
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira


PÁGINA MARIANA
La Virgen de Chapi
En un desolado paraje de los Andes, a 2420 metros de altitud y a 60 Km. al sur de Arequipa, en el distrito de Polobaya, se venera una imagen de Nuestra Señora de la Purificación o Candelaria, más conocida como la Virgen de Chapi, cuyo culto en este lugar se remonta al siglo XVIII y crece día a día.

LECTURA ESPIRITUAL
Grandeza del nombre “Amigo de la Cruz”
No hay, en este “valle de lágrimas” que es la vida terrena, hombres a los cuales no haya sido destinada una cruz, sean buenos o malos. El Divino Redentor nos convida a cargar generosamente nuestra cruz, como Él mismo lo hizo de modo sublime..

LA PALABRA DEL SACERDOTE
¿Decir que María tuvo otros hijos después de Jesús es acorde con la palabra de Dios?
La elucidación de esta cuestión es simple: tanto el hebreo como el arameo (lenguas habitualmente habladas en Palestina en la época de Jesús) usan la palabra “hermano” para designar cualquier clase de parentesco, e incluso personas de relación muy próxima, como era el caso de los discípulos de Jesús.

¿Por qué Nuestro Señor llamaba “Mujer” a su Madre?
El término “mujer” puede parecer poco respetuoso en una relación familiar. No sucede lo mismo en Portugal, por ejemplo, donde el pueblo es extremamente afectuoso, aunque mucho más vigoroso en sus expresiones. Allá, que el marido llame a su esposa de “mujer” nada tiene de irrespetuoso, sino, por el contrario, indica una intimidad cariñosa.

VIDAS DE SANTOS
San Claudio de La Colombière
Escogido por Nuestro Señor para dirigir a Santa Margarita María Alacoque en la más trágica y decisiva fase de la vida de ésta, el Santo dio el impulso inicial a la devoción al Sagrado Corazón en los Tiempos Modernos.
 

<< Nº 1
Enero de 2002

colección
2002

Nº 3 >>
Marzo de 2002





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 83 - Noviembre de 2008
Tesoros de la Fe - Número 63 - Marzo de 2007
Tesoros de la Fe - Número 123 - Marzo de 2012
Tesoros de la Fe - Número 132 - Diciembre de 2012
Tesoros de la Fe - Número 09 – Setiembre de 2002
Tesoros de la Fe - Número 06 – Junio de 2002
Tesoros de la Fe - Número 75 - Marzo de 2008
Tesoros de la Fe Número 54 Junio de 2006
Números Anteriores 2011
Tesoros de la Fe - Número 22 – Octubre de 2003




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Llamado del Cardenal Burke a todos los católicos
La Virgen del Tepeyac - Nuestra Señora de Guadalupe en México
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



Tesoros de la Fe

Nº 160 / Abril de 2015
Dichosos los que creen sin haber visto
La incredulidad de Santo Tomás (detalle), Benjamin West (1738-1820). Óleo, Leeds, Inglaterra



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

24 de abril

San Fidel de Sigmaringa

+1622 Seewis, Suiza. Mártir de la ortodoxia católica, modelo de laico y abogado católico, de religioso y mártir, San Fidel de Sigmaringa fue suscitado por Dios a comienzos del siglo XVII para predicar una auténtica reforma católica en la región alemana de Suiza, y conducir de vuelta a la verdadera Iglesia a los que se habían dejado seducir por la herejía de Calvino.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....