Informe aquí de sus pagos a la Campaña
¡El Perú necesita de Fátima!

Síganos en Facebook


ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 39 - Marzo de 2005 - Año IV
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira


CUARESMA Y SEMANA SANTA
La Pasión de Cristo en nuestros días
Si perseguir a la Iglesia es perseguir a Jesucristo, y si hoy también la Iglesia es perseguida, hoy Cristo es perseguido. La Pasión de Cristo se repite de algún modo también en nuestros días. ¿Y nosotros? ¿Permaneceremos indiferentes? ¿Y dormiremos como los Apóstoles en el Huerto de los Olivos?.


MÁS SOBRE FÁTIMA
La muerte de la Hermana Lucía
El fallecimiento de la última vidente cierra una era en la historia de Fátima —la de los avisos— y abre otra: la de la ejecución de los episodios finales anunciados en la Cova da Iría






PALABRA DEL SACERDOTE
¿Por qué Dios permite las catástrofes naturales?
Como resultado de la educación llamada “científica” que comúnmente recibimos en las escuelas, fuimos formados en la concepción de que ciencia y fe son campos separados, que nada tienen que ver entre ellos. Nada más falso.






VIDAS DE SANTOS
San Cirilo de Jerusalén
Este insigne Doctor de la Iglesia brilla como un sol en un firmamento histórico convulsionado por herejías y pasiones políticas desencadenadas.

<< Nº 38
Febrero de 2005

colección
2005

Nº 40 >>
Abril de 2005





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 14 – Febrero de 2003
Tesoros de la Fe - Número 136 - Abril de 2013
Tesoros de la Fe - Número 81 - Setiembre de 2008
Tesoros de la Fe - Número 97 - Enero de 2010
Tesoros de la Fe - Número 73 - Enero de 2008
Tesoros de la Fe - Número 24 – Diciembre de 2003
Tesoros de la Fe - Número 37 - Enero de 2005
Tesoros de la Fe - Número 69 - Setiembre de 2007
Tesoros de la Fe - Número 27 – Marzo de 2004
Números Anteriores 2005


Ayude a que la Virgen pueda seguir peregrinando por todos los rincones del Perú.
Únase a la Alianza de Fátima.