Informe aquí de sus pagos a la Campaña
¡El Perú necesita de Fátima!

Síganos en Facebook


ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 86 - Febrero de 2009 - Año VIII
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira



PÁGINA MARIANA
María del Buen Suceso: profecías y esperanzas para nuestros días
Hacia fines del siglo XVI y comienzos del XVII, la Santísima Virgen previó, en sucesivas apariciones a la abadesa del Monasterio de la Limpia Concepción de Quito, las catástrofes espirituales y materiales de nuestra época.






ESPECIALES
Roquefort: queso simbólico de la culinaria francesa
Oriundo de la Galia romana, el roquefort se fue refinando a través de los siglos, transformándose en uno de los ejemplos más típicos de la máxima perfección del buen gusto en la comida.





LA PALABRA DEL SACERDOTE
¿Cómo Dios gobierna el mundo?
La pregunta pone en foco un gran tema de la doctrina católica, que es el de la Providencia divina, e indaga cómo es que se produce concretamente esa actuación de Dios gobernando el mundo.

 

VIDAS DE SANTOS
Los Siete Fundadores de los Servitas
Los fundadores de la Orden de los Siervos de María fueron muy unidos durante la vida, siendo sepultados en una misma tumba y —hecho único en la Historia— venerados y canonizados en conjunto.

 

<< Nº 85
Enero de 2009

colección
2009

Nº 87 >>
Marzo de 2009





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 43 – Julio de 2005
Tesoros de la Fe - Número 46 – Octubre de 2005
Tesoros de la Fe - Número 12 – Diciembre de 2002
Tesoros de la Fe - Número 09 – Setiembre de 2002
Tesoros de la Fe Número 56 - Agosto de 2006
Tesoros de la Fe - Número 41 – Mayo de 2005
Tesoros de la Fe - Número 131 - Noviembre de 2012
Tesoros de la Fe - Número 79 - Julio de 2008
Tesoros de la Fe - Número 04 – Abril de 2002
Números Anteriores 2004


Ayude a que la Virgen pueda seguir peregrinando por todos los rincones del Perú.
Únase a la Alianza de Fátima.