El Perú necesita de Fátima Jesús quiere servirse de ti para hacerme conocer y amar. Él quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien la abrace le prometo la salvación.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 66 - Junio de 2007 - Año VI
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira



PÁGINA MARIANA
Explicación y remedio para la crisis contemporánea
Antes de 1914, se creía que la humanidad entraba en una era de oro. La ciencia y la tecnología resolverían todo y no habría necesidad de Dios. Las siguientes guerras vinieron a desmentir estas premisas y ahondaron la crisis moral. Se generalizó un optimismo febricitante que rechaza toda idea de sufrimiento y expiación.





Una puerta abierta, que nadie puede cerrar
Nuestra Señora es la Medianera de todas las gracias. Querer rezar sin su intercesión es lo mismo que pretender volar sin alas, dice Dante. Pensar que Ella es como un obstáculo para unirnos con su Divino Hijo es una tontería.


ESPLENDORES DE LA CRISTIANDAD
Pensamientos admirables
Conclusión de la trascripción de algunos textos de Marie-Edmée Pau, que destacan por su impresionante profundidad de pensamiento y firmeza de principios, en una joven francesa del siglo XIX.






PALABRA DEL SACERDOTE
¿En qué se diferencia un mártir de un santo?
Un mártir es quien entrega su vida sin resistencia a los verdugos por odio a la fe. Los que resisten y se defienden, conforme el caso, pueden ser santos; pero no mártires en el sentido estricto. El martirio es una gracia específica, que Dios otorga a algunos, pero que no exige de todos.





¿En qué consiste el sufragio por los difuntos?
Los sacrificios y buenas obras que nosotros ofrecemos por alguien, se llaman sufragios. Esto los podemos ofrecer por las almas que están en el purgatorio con el fin de ayudarlos a subir al Cielo más rápido.


VIDAS DE SANTOS
Santa Clotilde
En medio al caos provocado en Europa por la invasión de los bárbaros y la caída del Imperio Romano, un pueblo comenzó a tomar relieve, liderado por un soberano adolescente aún pagano, Clodoveo. Su conversión se daría gracias a una princesa llamada Clotilde, quien fue ejemplo de madre y esposa.

 

<< Nº 65
Mayo de 2007

colección
2007

Nº 67 >>
Julio de 2007





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Números Anteriores 2006
Números Anteriores 2010
Tesoros de la Fe - Número 36 - Diciembre de 2004
Tesoros de la Fe - Número 83 - Noviembre de 2008
Tesoros de la Fe - Número 53 – Mayo de 2006
Tesoros de la Fe - Número 133 - Enero de 2013
Tesoros de la Fe - Número 84 - Diciembre de 2008
Tesoros de la Fe - Número 82 - Octubre de 2008
Tesoros de la Fe - Número 89 - Mayo de 2009
Tesoros de la Fe - Número 77 - Mayo de 2008




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Será llamado Príncipe de la Paz y su Reino no tendrá fin...
La Virgen del Tepeyac - Nuestra Señora de Guadalupe en México
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”
Dulce Nombre de María
Celebrando a Santa Rosa de Lima
No endurezcamos nuestros corazones



Tesoros de la Fe

Nº 158 / Febrero de 2015
“Yo ya he visto otros vientos y afrontado otras tempestades”
Basílica de San Pedro en el Vaticano, Roma



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

1 de febrero

Santa Veridiana, Penitente

+1242 + Toscana - Italia. Vivió enclaustrada en una celda durante 34 años. Colmada de favores celestiales, obtuvo de Nuestro Señor la inspiración de compartir las persecuciones diabólicas sufridas otrora por San Antonio. San Francisco de Asís fue a visitarla alrededor de 1221.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....