El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 45 - Setiembre de 2005 - Año IV
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira



PÁGINA MARIANA
Nuestra Señora de Coromoto
La patrona de Venezuela cuya admirable historia nos revela la grandeza de la bondad que vence toda ingratitud. Si fue tremenda la pertinacia del cacique Coromoto en resistir a la gracia, más sorprendente aún es la “persecución” que la Santísima Virgen le hizo hasta obtener su conversión.





LECTURA ESPIRITUAL
Honrarás a tu padre y a tu madre
A juzgar sólo por la letra de este precepto, parece que no habla más que de los deberes hacia nuestros padres. Sin embargo tiene un sentido más lato: honrarás a tus padres y a todos tus superiores.


ESPÍRITU DE FAMILIA
Tradiciones Familiares
La solución para evitar la introducción de leyes contrarias a la institución de la familia consiste en imbuir a los propios hijos de las tradiciones familiares, pues, mientras éstas perduraren, aquellos actos legislativos siempre encontrarán una sana resistencia.





PALABRA DEL SACERDOTE
¿Solo la fe nos salva? ¿Es posible la intercesión de los santos?
El pasaje de San Lucas muestra, pues, que desde el infierno no es posible interceder, pues la comunicación del condenado con Dios quedó cortada por un “gran abismo”; pero –al contrario de lo que pretenden los protestantes– dicho texto no invalida la intercesión.


VIDAS DE SANTOS
Santo Tomás de Villanueva
Casi en la misma época en que un ex-fraile agustino, Martín Lutero, pervertía Alemania con su pseudo-reforma, otro agustino, Santo Tomás de Villanueva, promovía con firmeza en España la verdadera reforma religiosa y de costumbres.

 

<< Nº 44
Agosto de 2005

colección
2005

Nº 46 >>
Octubre de 2005





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 137 - Mayo de 2013
Tesoros de la Fe - Número 78 - Junio de 2008
Tesoros de la Fe - Número 131 - Noviembre de 2012
Tesoros de la Fe - Número 123 - Marzo de 2012
Tesoros de la Fe Número 59 Noviembre de 2006
Tesoros de la Fe - Número 93 - Setiembre de 2009
Tesoros de la Fe - Número 90 - Junio de 2009
Tesoros de la Fe - Número 08 – Agosto de 2002
Tesoros de la Fe - Número 88 - Abril de 2009
Tesoros de la Fe - Número 63 - Marzo de 2007




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Invitación al rosario del 13 de mayo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
La Virgen del Tepeyac - Nuestra Señora de Guadalupe en México
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



Tesoros de la Fe

Nº 161 / Mayo de 2015
El “cuarto vidente”
La Virgen de Fátima abandona su Santuario para la tradicional procesión de las velas



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

22 de mayo

Santa Rita de Casia

+1457 Italia. Durante 18 años soportó las asperezas e infidelidades de un marido de carácter brutal, a quien convirtió con su paciencia y espíritu sobrenatural. Habiendo sido asesinado, pidió a Dios la muerte de los hijos, que querían vengar la del padre. Después de la muerte del marido y de los hijos, entró al convento de las agustinas, donde recibió en la frente una de las espinas de la corona del Salvador. Obró tantos milagros, que pasó a ser conocida como la "abogada de las causas perdidas" y "santa de los imposibles".

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....