Informe aquí de sus pagos a la Campaña
¡El Perú necesita de Fátima!

Síganos en Facebook


ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 42 - Junio de 2005 - Año IV
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira



TRADICIONES CATÓLICAS
La devoción en el Perú al Sagrado Corazón de Jesús
Era natural que habiéndose extendido tanto su culto en el país, se pensara en consagrarlo oficialmente al Sagrado Corazón. Creyendo que había llegado el momento oportuno, el Arzobispo de Lima, Mons. Emilio Lisson Chávez, de acuerdo con el Presidente Augusto B. Leguía, señaló el día 23 de mayo de 1923.





LECTURA ESPIRITUAL
Amarás a Dios sobre todas las cosas
En virtud del primer mandamiento debemos reconocer al verdadero Dios, al Dios vivo, personal, Creador y Señor del universo, verdadero Dios que toda la naturaleza proclama, que la luz de la razón lo mismo que la de la fe nos muestran con evidencia.

POR QUÉ LLORA NUESTRA SEÑORA
Sacrilegio en la Iglesia de la Visitación
El más grave de éstos sucedió en la iglesia de la Visitación de Nuestra Señora, en el Cercado de Lima, el pasado domingo 8 de mayo, precisamente el día en que se festeja a las madres en todo el país.


ESPÍRITU DE FAMILIA
Restauración de la familia
Para salvar a las naciones corroídas por el materialismo, es necesario que las instituciones –particularmente la familia– sean impregnadas más por la práctica de las virtudes morales y sociales, que por obras concretas.






PALABRA DEL SACERDOTE
El pecado
Venial o grave, el pecado es siempre una desobediencia a Dios, y por lo tanto un acto de rebeldía contra el Creador. En ese sentido, es siempre un acto sumamente censurable, por lo cual debemos empeñarnos seriamente en evitar también los pecados veniales, pues ellos manchan nuestra alma y nos apartan de Dios, que es el Sumo Bien.






VIDAS DE SANTOS
San José Cafasso
A los dieciséis años entró al seminario y vistió por primera vez la sotana. Así lo describe San Juan Bosco, que lo conoció a esa edad: “pequeño de estatura, de ojos brillantes, aire afable y rostro angelical”. Trabajando sin ningún alarde, el padre Cafasso realizó un extraordinario apostolado al combatir los errores de la época.

 

<< Nº 41
Mayo de 2005

colección
2005

Nº 43 >>
Julio de 2005





[ Volver Atrás ]

Números Anteriores 2013

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 126 - Junio de 2012
Tesoros de la Fe - Número 76 - Abril de 2008
Tesoros de la Fe - Número 70 - Octubre de 2007
<< Colección 2012
Tesoros de la Fe - Número 32 – Agosto de 2004
Números Anteriores 2003
Tesoros de la Fe - Número 133 - Enero de 2013
Tesoros de la Fe - Número 22 – Octubre de 2003
Tesoros de la Fe - Número 106 - Octubre de 2010
Tesoros de la Fe - Número 84 - Diciembre de 2008


Ayude a que la Virgen pueda seguir peregrinando por todos los rincones del Perú.
Únase a la Alianza de Fátima.