Informe aquí de sus pagos a la Campaña
¡El Perú necesita de Fátima!

Síganos en Facebook

«Tesoros de la Fe» Nº 123 > Tema “Diversos”

Verdades Olvidadas Versión ImprimibleVersión Imprimible

El que quiera venir en pos de mí que se niegue a sí mismo



“El que quiera venir en pos de mí que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga” (Mt. 16, 24).


El deseo desenfrenado de placeres, enervando las fuerzas del alma y corrompiendo las buenas costumbres, destruye poco a poco la conciencia del deber.

De hecho, son siempre más numerosos los que, hoy en día, atraídos por los placeres del mundo, nada abominan más vivamente, ni evitan con mayor atención, que los sufrimientos que se presentan o las aflicciones voluntarias del alma o del cuerpo, y que se comportan habitualmente, según las palabras del Apóstol, como enemigos de la Cruz de Cristo.

Ahora bien, nadie puede alcanzar la bienaventuranza eterna si no renuncia a sí mismo, no carga su cruz y no sigue a Jesucristo. 

Pío XI, Carta Magna Equidem, del 2 de agosto de 1924 (AAS, v. 16, pp. 362-365).




  




Artículos relacionados

La familia no es para la sociedad, la sociedad es para la familia
La deformación moral es muchas veces causa del error
La familia, el matrimonio y el derecho natural
El poder de una sola «Avemaría»
¿En qué consiste el verdadero celo sacerdotal?
Nada corrompe tanto las buenas costumbres como las malas conversaciones
La caridad no justifica el compromiso
Ad te levavi oculos meos
El padre de familia que no reza
La dictadura del relativismo


Ayude a que la Virgen pueda seguir peregrinando por todos los rincones del Perú.
Únase a la Alianza de Fátima.