El Perú necesita de Fátima Si los hombres supiesen lo que es la eternidad, harían todo para cambiar de vida.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 166

Plinio Corrêa de Oliveira  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Un autor fecundo, tres luminosas obras

 

Revolución y Contra-Revolución

“La lectura de su libro Revolución y Contra-Revolución me ha causado una magnífica impresión, tanto por la justeza y acierto con que analiza el proceso de la Revolución y desarrolla los verdaderos orígenes de la quiebra de los valores morales que desorienta las conciencias al presente, como por el vigor con que señala la táctica y los métodos de lucha para superarla.

Estoy seguro de que con su docto libro ha hecho un singular servicio a la causa católica y contribuirá a concentrar las fuerzas del bien en la rápida solución del gran problema contemporáneo”.1

*     *     *

“Este libro es un catecismo de la Contra-Revolución.

La historia registró catecismos revolucionarios en el pasado: Mein Kampf de Adolph Hitler, Das Kapital de Karl Marx y el Catecismo Revolucionario de Netchaev.

Pero nunca hubo un libro como este”.2

En defensa de la Acción Católica

“Movido por tu dedicación y piedad filial, ofreciste al Santo Padre el libro En defensa de la Acción Católica, en cuyo trabajo revelaste primoroso cuidado y persistente diligencia.

Su Santidad se regocija contigo porque explicaste y defendiste con penetración y claridad la Acción Católica, de la cual posees un completo conocimiento y a la cual tienes un gran aprecio, de tal modo que se hizo claro para todos cuán importante es estudiar y promover esta forma auxiliar del apostolado jerárquico.

El Augusto Pontífice de todo corazón hace votos para que de este trabajo tuyo resulten ricos y sazonados frutos, y recojas no pequeñas ni pocas consolaciones; y como prenda de ello, te concede la Bendición Apostólica.

Por tanto, con la debida consideración, me declaro muy devoto tuyo”.3

La libertad de la Iglesia en el Estado comunista

“Nos congratulamos con el esclarecido autor, merecidamente célebre por su ciencia filosófica, histórica y sociológica”, augurando “la más amplia difusión al denso opúsculo, que es un eco fidelísimo de todos los Documentos del Supremo Magisterio de la Iglesia, inclusive las luminosas Encíclicas Mater et Magistra de Juan XXIII y Ecclesiam Suam de Paulo VI”4

 

1. Mons. Rómolo Carboni, Arzobispo Titular de Sidón, Nuncio Apostólico en el Perú (1959-69) y en Italia (1969-86). Carta del 24 de julio de 1961.

2. John Steinbacher, Prefacio de la primera edición norteamericana de la obra. Educator Publications, Fullerton, 1972, p. 7.

3. Mons. Juan Bautista Montini (futuro Paulo VI), Substituto de la Secretaría de Estado del Vaticano. Carta enviada a nombre de Pío XII, el 26 de febrero de 1949.

4. Cardenal Giuseppe Pizzardo, Prefecto de la Sagrada Congregación de Seminarios y Universidades (1964), actual Congregación para la Educación Católica.



  




Artículos relacionados

Plinio Corrêa de Oliveira, un contemplativo
Súplica a los pies del Pesebre
Moderación, la gran exageración de nuestra época
La verdadera caridad




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 209 / Mayo de 2019

Nostalgias del Pasado
Tendencias sociales y religiosas del futuro

Salón y Despacho Arzobispal, Palacio Arzobispal de Lima (Foto: Carlos Noriega Pilares)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

25 de mayo

San Gregorio VII, Papa y Confesor.

+1085 Salerno - Italia. Hildebrando Aldobrandeschi nació en Toscana, en el seno de una familia de modesta extracción social. Uno de los mayores Pontífices de la Santa Iglesia, fue su acérrimo defensor contra las embestidas del poder temporal que quería sobreponerse a la Iglesia. Promovió la reforma del clero, entonces infectado de malas costumbres. Murió en el exilio, perseguido por el Emperador alemán Enrique IV. Por su combatividad en favor de los derechos de la Iglesia, se tornó en ejemplo para todos los Pontífices que lo sucedieron.

Más información aquí.

San Beda, el Venerable, Confesor y Doctor de la Iglesia.

+735, d.C Wearmouth-Jarrow (Inglaterra). Uno de los hombres más sabios de su tiempo, es considerado el Padre de la historia inglesa. En él la ciencia y la piedad estaban a la par con la simplicidad y el amor de Dios.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....